GUION DE MISA - XXXII DOMINGO DURANTE EL AÑO - 7 DE NOVIEMBRE



ENTRADA: Queridos hermanos: Hay una pregunta existencial para el hombre: ¿Qué hay después de la muerte?
La liturgia de hoy nos presenta la respuesta cristiana a esa insoslayable pregunta. ¡Después de la muerte, la vida! Porque Dios "no es un Dios de muertos, sino de vivientes".
Hace unos días recordamos a todos lo santos y a los Fieles Difuntos; ya estamos finalizando el año litúrgico. Este recuerdo y este recorrido tienen el final feliz que tuvo la vida de Jesús: ¡la resurección!.
Con ese gozo esperanzador participemos de esta Eucaristía.



LITURGIA DE LA PALABRA: La Palabra de Dios es esperanza para todos y es así que nos anuncia la resurrección. Anunciemos con atención.



ORACION DE LOS FIELES: A cada intención respondemos: "Padre, aumenta nuestra fe en la resurrección final"


Para que toda la Iglesia, en cada comunidad, viva la alegría de la resurrección de Cristo, y testimonie en el mundo su esperanza. Oremos.


Para que nuestros gobernantes crezcan en solidaridad con los más desfavorecidos. Oremos.


Para los que viven en la incertidumbre y la desesperanza, descubran que Dios no es un Dios de muertos sino de vivos. Oremos.


Para que tengamos miedo de anunciar la Palabra de Jesús. Oremos.


Por las intenciones del Santo Padre para el mes de noviembre. Oremos.



OFRENDAS: Hermanos, ofrecemos al Señor nuestra esperanza por un mundo mejor, para que, junto con el pan y el vino, se transforme en semilla de la novedad del Reino.



COMUNIÓN: Hermanos, Jesús nos invita a la comunión diciendo: "El que come de mi carne y bebe de mi sangre tiene vida eterna y yo lo resucitaré en el último día". Con alegría nos acerquemos a recibir el Pan de Vida.



DESPEDIDA: Hermanos, agradecidos a Dios todo lo hecho por nosotros y todo lo que esperamos de su gran bondad, nos despedimos cantandole a María para que ella nos acompañe en nuestra opción diaria de valores.








GUION DE MISA DE FIELES DIFUNTOS - 2 DE NOVIEMBRE



ENTRADA: Hermanos: hoy recordamos a nuestros fieles difuntos. Tenerlos presentes es profundizar en el misterio de la vida. Todos estamos llamados a compartir la misma vida de Jesús, a estar junto a El, a ser parte de su misma gloria para siempre.

Con ese gozo participemos de este banquete eucaristico.



LITURGIA DE LA PALABRA: Por la Fe, sabemos que viviremos el gozo de la Paz.



ORACIÓN DE LOS FIELES: A cada intención respondemos: "En tí ponemos nuestra esperanza"


Por nuestros pastores, para que en la Iglesia proclamen al Dios que es Padre y quiere que el hombre viva. Oremos.


Por todas las familias que han experimentado situaciones de muertes, para que puedan asumirlas con fortaleza y esperanza. Oremos.


Por todos los seres queridos, amigos y vecinos que han partido: para que experimenten definitivamente el abrazo amoroso del Padre. Oremos.


Por nuestra comunidad, para que acompañe a todos los que sufren la angustia ante la partida de alguien que aman. Oremos.



OFRENDAS: Ofrecemos al Señor, junto a los dones de la tierra, nuestra mente y nuestro corazón, en la certeza de que Aquel que camina con nosotros también nos espera en su casa.



COMUNIÓN: Vayamos a recibir a Jesús. El nos alimenta en la fe y pide al Padre incesantemente por nosotros. El, que requiere la vida, nos invita a su encuentro.



DESPEDIDA: Hemos celebrado la esperanza. Llevemonos la confianza en Dios que nos ama y nos reúne junto a El.

GUIÓN DE MISA - XXXI DOMINDO DURANTE EL AÑO - 31 DE OCTUBRE



ENTRADA: Hermanos: Desde el momento que Dios inició su obra creadora, la comienza con amor y desea que éste sea correspondido. El amor de Dios no tiene límites ni fronteras, es para todos, porque lo único que Él tiene en cuenta es que todo hombre es imagen y semejanza Suya.
Muchas veces por la situación de pecado, nos sentimos tentados, perdidos, alejados del Amor; sin tener en cuenta que esta es la ocasión para que la Misericordia de Dios nos alcance y renazca el amor.
Por eso con alegría participemos de esta Eucaristía.


LITURGIA DE LA PALABRA: Escuchemos con atención la Palabra, donde descubrimos que la verdadera conversión nos permite liberarnos de las ataduras del pecado y nos ayuda a hacer lo que Dios quiere.


ORACIÓN DE LOS FIELES: A cada intención respondemos: "Señor, danos Tu perdón"

Por la Iglesia en Argentina, para que reconociendo sus errores renueve su Fe en Jesucristo, Señor de la historia. Oremos.

Por nuestros gobernantes, para que nunca olviden que el poder económico radica en el trabajo del hombre. Oremos.

Por las familias, para que en los momentos difíciles sepan encontrarse mutuamente en el perdón. Oremos.

Por los pobres, débiles y enfermos, para que reciban la efectiva solidaridad de quienes se dicen cristianos. Oremos.

Por nuestra comunidad, que viven en la inconsciencia y la irresponsabilidad de bautizados, para que den respuestas concretas de conversión y compromiso esperanzador. Oremos.

OFRENDAS: Que los dones que hoy ofrecemos sean la expresión de nuestra capacidad para abrirnos a la acción de Dios que se manifiesta en nuestro servicio a los más necesitados.


COMUNION: El pan compartido sacia nuestra hambre, acerquémonos a ese Pan generoso que se entrega por amor.


DESPEDIDA: Hemos celebrado el amor que Dios nos manifiesta por la Palabra y la Eucaristía, vivamoslos en nuestras familias.

GUIÓN DE MISA POR LAS FAMILIAS



ENTRADA: Hermanos: la imagen de Dios que en su misterio más íntimo no es una soledad, sino una familia. Es una alianza de personas a la que llega por vocación amorosa del Padre e invita a los esposos a una íntima comunidad de vida y de amor, cuyo modelo es el amor de Cristo a su Iglesia.
Dispongamos, como familia, la alegría de participar en esta Eucaristía.


LITURGIA DE LA PALABRA: Vivamos en el amor, el respeto y fidelidad, porque Dios habita en medio nuestro.


ORACION DE LOS FIELES: A cada intención respondemos: "Señor, danos Tu Amor"

Para que nuestros pastores sepan enseñarnos a ser familia. Oremos.

Para que todos los niños del mundo crezcan en medio de una familia que le de amor y seguridad. Oremos.

Para que como comunidad descubramos que servir al ser humano es darle nuestras manos y nuestro corazón. Oremos.

Para que en nuestros hogares, a ejemplo de la Sagrada Familia de Nazaret, reina la unidad, la pag y el amor. Oremos.


OFRENDAS: Acerquemos junto con el pan y el vino, nuestro deseos de ser realmente una gran familia dispuesta a colaborar en la obra creadora de Dios.


COMUNIÓN: Nos acerquemos a la gran mesa del Señor, para alimentarnos con el verdadero Pan de Vida que nos ayuda a permanecer siempre unidos.


DESPEDIDA: Llevemos a nuestros hogares este mensaje: "Jesús es el centro de nuestro corazón y de nuestras familias".

GUION DE MISA – XXVII DOMINGO DURANTE EL AÑO – 3 DE OCTUBRE

ENTRADA: Queridos hermanos: entrando en el mes de la familia queremos compartir esta Eucaristía y hoy, la liturgia nos señala y recuerda el valor de la fe.
Con Fe y alegría participemos de esta Eucaristía.


LITURGIA DE LA PALABRA: La Palabra de Dios que es luz que ilumina nuestro camino nos invita a escucharla con Fe y humildad.


ORACIÓN DE LOS FIELES: A cada intención respondemos: “Padre, auméntanos la Fe”

Por la Iglesia: para que seamos verdadero instrumento de la dispersión de la Fe. Oremos.

Por el Papa, Obispos y sacerdotes: para que inculquen en todos nosotros el gran valor de la Fe. Oremos.

Por nuestros gobernantes: para que su Fe se refleje en sus obras, en búsqueda del bien común. Oremos.

Por todas las familias: para que sientan el amor de Jesús, viviendo una Fe fuerte, una esperanza viva y una caridad ardiente que los una y los haga solidarios con los demás. Oremos.

Por nuestra comunidad: para que en este mes dedicado a la familia podamos recibirlas con mucha alegría y entusiasmo. Oremos.

Por todas las intenciones leídas al comienzo de la eucaristía. Oremos.


OFRENDAS: Con Fe llevemos al altar los dones de pan y vino; junto con ellos nuestras esperanzas, dolores, entusiasmos y dificultades diarias. Cantamos…


COMUNION: Jesús, presente en la Eucaristía nos espera para recibirlo. Con gozo y Fe vayamos al encuentro de Cristo.


DESPEDIDA: Junto a María volvamos a nuestra vida cotidiana con el compromiso de tener cada día más presente a la Fe.

GUIÓN DE MISA – DOMINGO XIV DURANTE EL AÑO – 12 DE SEPTIEMBRE



ENTRADA: Queridos hermanos: El Señor nos reúne como comunidad para celebrar la Eucaristía y hoy Jesús, por medio de su Evangelio, nos enseñará con parábolas el gran amor y Misericordia de nuestro Padre del Cielo, que busca a la oveja perdida. Por eso dispongamos un corazón alegre y dispuesto para participar de esta Eucaristía.


LITURGIA DE LA PALABRA: “Abre mis labios, Señor, y mi boca proclamará tu alabanza” es así como el salmista representa la alegría se proclamar la Palabra de Dios.


ORACIÓN DE LOS FIELES: A cada intención respondemos: “Padre misericordioso, escúchanos”

Por la Iglesia: para que lleguemos a todas las personas marginadas y así poderles transmitir la misericordia de Dios. Oremos.

Por el Papa, Obispos y sacerdotes: para que al celebrar el Sacramento de la Reconciliación sientan la alegría de ser dispensadores del perdón de Dios. Oremos.

Por nuestra sociedad, para que vivamos una fuerte experiencia de reconciliación. Oremos.

Por todos los alejados de sus hogares: para que sientan el amor del Padre y regresen. Oremos.

Por los abuelos de nuestra comunidad: para que los acojamos con gran alegría celebrando su mes. Oremos.

Por todas las intenciones leídas al comienzo de la Eucaristía y de todas aquellas que traemos en nuestros corazones. Oremos.


OFRENDAS: Presentemos al Señor lo dones de pan y vino que se convertirán en el cuerpo y sangre de Jesucristo. Junto con ellos el compromiso de buscar a la oveja perdida.


COMUNIÓN: Cristo nos espera en la Comunión, Él nos llama en búsqueda de que estemos cerca de Él. Vayamos con gran alegría a recibirlo.


DESPEDIDA: De la mano de María vayamos a nuestra vida cotidiana con el entusiasmo anunciar el Evangelio de Jesús.

GUION DE MISA – DOMINGO XXIII DURANTE EL AÑO – 5 DE SEPTIEMBRE


ENTRADA: Queridos hermanos: El Señor nos reúne para celebrar su fiesta, la Eucaristía. En este domingo Jesús nos invita y nos recuerda que somos sus discípulos, pero renunciando a nosotros mismos para seguirlo a Él.
Transitando en el mes del abuelo vamos a pedir especialmente por ellos y con un corazón lleno de alegría participemos de esta Eucaristía.


LITURGIA DE LA PALABRA: La Palabra de Dios nos invita a reflexionar sobre nuestro “seguir” a Cristo.


ORACIÓN DE LOS FIELES: A cada intención respondemos: “Que seamos tus discípulos Señor”

Por la Iglesia: para que siga anunciando la Buena Nueva a todos. Oremos.

Por el Papa, Obispos y sacerdotes: para que inculquen en nosotros la alegría de seguir a Jesús. Oremos.

Por nuestros gobernantes: para que sean verdaderos discípulos con sus obras hacia la sociedad. Oremos.

Por las vocaciones sacerdotales: para que aumenten y sientan la alegría se servir al Pueblo de Dios. Oremos.

Por todos los abuelos: para que el Señor los proteja y sigan dejando su semilla en la tierra. Oremos.

Por todas las intenciones leídas al comienzo de la Eucaristía y de todas aquellas que traemos en nuestros corazones. Oremos.


OFRENDAS:
Presentemos al Señor los dones de pan y vino, junto con ellos la alegría y el compromiso renunciarnos para seguir a Jesús.


COMUNIÓN
: Cristo está presente en la Eucaristía y nos invita a recibirlo. Vayamos con un corazón lleno de alegría.


DESPEDIDA:
De la mano de María, vayamos a nuestros hogares con el entusiasmo seguir a Jesús.

GUIÓN DE MISA – XXII DOMINGO DURANTE EL AÑO – 29 DE AGOSTO



ENTRADA: Queridos hermanos: Nuevamente el Señor nos reúne como comunidad para celebrar la Eucaristía. Y hoy Jesús, por medio de su Evangelio, nos llama a vivir con humildad y sencillez, haciendo las cosas gratuitamente por Dios.
Con la alegría de compartir esta fiesta, participemos con un corazón lleno de gozo.


LITURGIA DE LA PALABRA: La Palabra de Dios nos invita a vivir con un corazón lleno de humildad.


ORACIÓN DE LOS FIELES: A cada intención respondemos: “Padre, danos un corazón humilde”

Por la Iglesia: para que con gran humildad llegue a las personas marginadas. Oremos.

Por el Papa, Obispos y sacerdotes: para que vivan la humilde sencillez del Evangelio. Oremos.

Por nuestros gobernantes: para que desempeñen su cargo privilegiando a los pobres. Oremos.

Por todas las familias: para que sus pilares sean la humildad y la solidaridad. Oremos.

Por nuestra comunidad: para que al entrar en esta nueva etapa Pastoral sintamos la alegría de Servir a Dios. Oremos.

Por todas las intenciones leídas al comienzo de la Eucaristía y de todas aquellas que traemos en nuestros corazones. Oremos.



OFRENDAS: Presentemos al Señor los dones de Pan y vino; junto con ellos el compromiso de hacernos servidores de todos.



COMUNIÓN: Humildemente Jesús nos espera en la Eucaristía para acompañarnos. Vayamos con gran alegría a recibirlo.



DESPEDIDA: Acompañados de María vayamos a nuestros hogares con el entusiasmo de ayudar a los más necesitados.


GUIÓN DE MISA – XXI DOMINGO DURANTE EL AÑO – 22 DE AGOSTO


ENTRADA: Queridos hermanos: Una vez más nos reunimos para compartir la Eucaristía. Jesús, que va recorriendo el Evangelio de Lucas, quiere hoy mostrarnos cuál es nuestra postura ante el Reino de los Cielos; que es el ya, el ahora.
Con ese gozo participemos de esta Eucaristía con un corazón atento y dispuesto.


LITURGIA DE LA PALABRA: La Palabra de Dios nos exhorta a vivir ya la resurrección, haciendo el bien en lo cotidiano de nuestras vidas.


ORACIÓN DE LOS FIELES: A cada intención respondemos: “Escúchanos Padre nuestro”

Por la Iglesia: para seamos verdaderos constructores del Reino de Dios. Oremos.

Por el Papa, Obispos y sacerdotes: para que junto a ellos podamos formar una comunidad comprometida con el anuncio del Evangelio. Oremos.

Por nuestros gobernantes: para que sus pilares hacia la sociedad sean la Paz y la Justicia. Oremos.

Por todos los catequistas, en su día: para que sigan anunciando con gran alegría el Evangelio. Oremos.

Por nuestra Comunidad: para que anuncie siempre y en todo lugar la Buena Noticia que Dios nos concede. Oremos.

Por todas las intenciones leídas al comienzo de la Eucaristía y de todas aquellas que traemos en nuestros corazones. Oremos.



OFRENDAS: Presentemos al Señor los dones de pan y vino; junto con ellos la alegría y las ganas de vivir ya la resurrección.



COMUNIÓN: Cristo es nuestro gran alimento, Él nos da fuerza para seguir. Que al
estar en nosotros el nos anime a anunciar el Evangelio.


DESPEDIDA: De la mano de María, nuestra Madre, vayamos a vivir ya el Reino de Dios.

Búsqueda

Cargando...